Translate

viernes, 26 de abril de 2013

El Hijo de la Promesa -VII-


Ayer se reunieron en un conclave secreto 10 senescales, algo estaba pasando, si bien esta cerca la iniciación de nuevos hermanos que viene de otro continente, difícilmente sea por esto. La reunión prevista se ha retrasado unas horas, fue cuando me dirigí a la capilla interior, con la esperanza de poder encontrar respuestas en sus grabados, en sus paredes tan particulares, que algún día escribiré sobre ello. Como siempre, entrar en ese lugar santo, donde tanto caballeros a través de los siglos fueron iniciados, me llenaba de una energía distinta, era un lugar que no quería uno dejar, ni bien cruzabas la dos puertas gigantes con sus tallados iniciativos, llenos de mensajes, que hasta para mi, después de tanto años en la orden, todavía guardaban secretos por descubrir y mensajes que descifrar, sobre lugares remotos y escondidos, donde también hay hermanos que hasta hoy, se ha perdido contacto con ellos, pero esa también es otra historia y quizás pueda ser parte de esa búsqueda. 

Ingrese silenciosamente y me dirigí como de costumbre primero al altar y mi sorpresa fue tal, que me quede en silencio en mi lugar. Ahí frente al "Santo de los Santos", estaba mi maestro rezando o meditando, la verdad que no lo se, pues no emitía sonido alguno.... Lentamente volví sobre mis pasos, pero al dar el tercero, me dijo sin mirarme, ven a mi lado...
Seguramente, había salido por otra puerta, pues yo no lo vi salir por la principal donde hasta el momento estaban reunido los senescales. me acerque, me arrodille y quede mirando al "Santo" unto a el sin decir palabra por unos segundos que fueron interminables...

Maestro que pasa? Pregunté...
Lo que tenga que pasar me dijo cortante... No te preocupes, cuando la Orden te necesite se que estarás listo, pero esto es mucho mas grande que tu y que yo y estamos en un momento de mucha expectación. hace unas semanas quedo nuestra charla a medias... me dijo y me dio pie, inteligentemente, para cambiar el tema...

Maestro, ha pasado casi un mes desde que me hablo sobre la Isla Azul.... he leído mucho de los pergaminos y realmente lo que leo, me llena de fe pero también de temor. Pues nuestro enemigo, ya se que no es ninguna iglesia humana, sino el maligno y sus seguidores, pero porque encerrarse en doctrinas que no tienen sentido y unir fuerza para cuando la luche se desate. Anael, me dijo; "Cuando el día llegue, habrá muchos Caballeros corriendo y muchos héroes anónimos, gente simple y sin formación que estará codo a codo con nosotros en la misma fila de batalla. Las estructuras dividen, pero por ahora esta bien que así sea, pero no dejes confundir tu corazón, el heroico, es un ser que se lleva adentro, se nace con el, se nace con la Fe que mueve montañas, un verdadero héroe es aquel que sin pensar da la vida por su hermano, aunque a este ni lo conozca y aquí entre los Caballeros la mayoría son así, pero no todos y en todas las lineas y estructuras encontraras hombres y mujeres con estas dos características. No importa lo que digan los demás, serán reconocidos por Dios cuando llegue su momento, no por el hombre, no por sus medallas, no por el tamaño de sus espada, sino por La capacidad de amor que cargue en las alforjas del alma". 

Anael... pero maestro... escucha, pues lo que te voy a decir, no te lo digo yo, sino el.... y señalo al nazareno...

Cuando salgas al mundo y des testimonio, paz, sanes un cuerpo o expulses un demonio no olvides estas cosas:
Lleva tu espada siempre lista, pero para cortar el pan, para juntar leña y abrigar a quien debas del frío, llévala para hacer un refugio, llévala para enseñar que tiene dos filos siempre, el que construye y el que combate. Tu uniforme, no importa, mas tu manto si, pues ha sido consagrado, es tu defensa contra los demonios y el mal encarnado, pero también llévalo, para abrigar un corazón que sufre de frío en el alma, que se moja con una simple lluvia, porque no puede entender la belleza de la vida. Lleva tu "Manto Sagrado" no solo como el sacerdote lleva sus habito... llévalo como bandera en medio de la confusión, elévalo, para que el que esta lejos vea hacia donde esta el camino. NO solo te identifica y dice a quien perteneces, sino que dice quien eres
Lleva tu cruz y tu anillo con orgullo, pues no fue nuestro comandante quien lo puso en tu dedo, sino el Gran Maestre de todos, que es Dios. NO estas aquí por casualidad, sino por voluntad del Gran Maestre de los Cielos. 
Ese Gran Maestre que no tiene forma, entonces por qué queremos encerrarlo en un cuerpo, cuando es tan grande que no alcanzarían todos los cuerpos del mundo. O peor hay quienes pueden sostener aun, el ser humano desciende del mono, como es posible que algo tan perfecto como el pensamiento, el alma y el espíritu, por no contar la mente, pueden ser obra del paso del tiempo como por arte de magia. O es que Dios también es mago?... 

Anael, ve atentamente a las gentes y marca la diferencia... nadie se pregunta: Por qué nos maldecimos? Por qué levantamos los ojos al cielo y clamamos justicia? La incertidumbre de nuestras vidas, también obedecen al plan de la Divinidad. Nuestras angustias, calamidades, errores y pruebas continuadas, no ensombrecen, ni contradicen la soberanía universal de Dios. Es El, en su infinita sabiduría, quien así lo ha dispuesto. Todo ha sido escrito en nuestro beneficio, todo ha sido previsto.

Recuerda: Para alcanzar la perfección es preciso primero haber conocido la imperfección

Esto es parte de lo que nos dejo Jesús, seguro que nadie lo entiende y si lo entiende es mas fácil no entenderlo. Pero es la esencia de Dios. Amar a Dios es amar su esencia y para amar su esencia primero hay que empezar por nuestro interior, purificar el espíritu y dejar salir esa parte de Dios que todos llevamos dentro, para que podamos conocer nuestra esencia que es la esencia del Padre, y así poder empezar a conocerlo y amarlo como el nos ama.
Nadie amo tanto al Padre como su Hijo Creador, el descendió a los mundos evolucionarios de su universo para revelar esta verdad. El se encarno para manifestarlo. El vivió y padeció muerte para que nosotros, criaturas del tiempo y del espacio, descubriéramos la inmensa fortuna que yace en nuestros corazones. Somos hijos de Dios, hijos inmortales por derecho y por herencia. Podemos decir lo mismo de nuestros padres terrenales? Dios Padre ama a los hombres, Dios Hijo sirve a los hombres. Es la prodigiosa aventura de la búsqueda del Padre y del Hijo. Amad al Padre porque os sostiene y recuerda que ambos os aman.

Voy a contarte algo que solo es de maestro a discípulo, fue mi iniciación hace ya muchos años, ni recuerdo tantos (me digo con una sonrisa)... Luego de beber el fruto consagrado y lograr el estado de pureza y claridad, en mis visiones, ya había abandonado mi cuerpo, podía verlo, ya no estaba en el y de la mano, un ser de casi 3 metros o mas de luz me tomo cariñosamente y me deposito en un gran salón:


"... Y vi a siete hombres, los siete tenían el mismo nombre, ya que a su vez eran la misma persona, y por detrás de ellos hablo una voz. - Escucha la voz del pensamiento humano, escucha la tentación, resultado de la debilidad humana. - El primero de los hombres se encontraba encadenado, y al hablar de su boca salían serpientes venenosas. [ Yo soy el abismo del hombre ] Ocupo el primer circulo de tu pensamiento, no soy bueno, ni malo. Soy el hombre. - Y de su boca escapo la serpiente de la mentira[Yo soy la gloria de lo creado.el rey de lo creado, no busques otros caminos, mira mis talentos, yo soy tu único horizonte ] - Y de su boca escapo la serpiente de la mentira.
Soy el poder, nada temo, a nadie temo, me amo a mi mismo, no conozco la mediocridad. Soy la cúspide y el pueblo. Ven a mi y disfruta de mi fortaleza ] - Y de su boca escapo la serpiente de la soberbia.
[ yo soy el placer, no tengo ni se de límites. Mi corona es de rosas. Amo tan solo hasta que sacio. Bebo hasta que me vacío, ven a mi y no sabrás de dolor ] - Y de su boca escapo la serpiente del egoísmo. Y esta devoró a la serpiente de la necedad, y la serpiente del egoísmo devoró al encadenado, al hombre..."

Maestro lo interrumpí, pero que significaba eso?
Quien resuelva y entienda visión, (me dijo), habrá comprendido gran parte de nuestros errores, y en el momento de elegir, habrá elegido el verdadero y único camino.
En la duda humana se encierra la sublime potestad de elegir. Solo cuando pierdas la capacidad de elegir, habrás muerto para la eternidad. De eso se trata la vida, aprende a elegir, y habrás aprendido a decidir. Y cuando llegue el primer sueño de la muerte, habrás sobrevivido al dolor de una nueva vida.

y siguió relatando su visión:

- Y los seis de los siete restantes hombres hablaron:
"Esta escrito; la Adoración se basta en si misma. La plegaria, en cambio, es interesada. Aquellos que conocen al Padre le adoran, pero jamas le piden. La verdadera Adoración no busca contrapartidas. Se adora a Dios por lo que es. Nunca por lo que otorga. La Adoración no pide recompensas. Es la suprema manifestación del Padre, la que nos recompensa. El hombre primitivo adora a los invisibles dioses de su imaginación y a las desatadas fuerzas de la naturaleza que ignora y lo hace siempre por temor. El hijo de Dios adora siempre por amor, no por miedo.
Aquellos que adoran y suplican a un tiempo no adoran ni rezan, están pidiendo lo que ya tienen, incluso antes de que lo necesiten. La plegaria nunca debe perseguir beneficios materiales. Esos son frutos del amor del Padre; nunca de vuestras oraciones. Pedid respuestas, nunca dones. Mejor aun: rezad hacia vuestro interior y el don divino que os habita sabrá iluminaros. O es que sois menos que las aves del cielo? Y esta escrito: 

“ Ellas no siembran ni recogen, pero el Padre Celestial las alimenta.” 

Luego, hijo, ese ser me hizo mirar a uno de los hombres y me dijo presta atención y aprende para enseñar: "Solo existen tres religiones. Una gran multitud lanzaba alaridos y se postraba cabeza a tierra, presa de un enorme terror. Levantaban fuegos a sus ídolos de barro y metal. Y esos dioses eran el rayo y la Luna. 

Esta es la primera de las religiones  - Los hombres del tiempo y del espacio aun no conocen al Padre, deben pasar esta etapa. Pero el Padre les ama igual.
Una segunda multitud había edificado lujosos templos de mármol y de cedro, y la sangre de sus sacrificios corría por todos lados. Aquellos hombres y mujeres no adoraban ni al Sol, ni a la Luna, ni a ídolos de barro, sino al Gran Dios. Y toda la multitud se postraba ante el gran sacerdote del Gran Dios. Y les eran fieles y seguían todos sus mandatos. 

Esta es la segunda de las religiones. La de la autoridad, los hombres conocen a Dios pero no saben de su paternidad, y se entregan leales y sumisos a la voluntad de sus ministros y curas de sus iglesias. Reciben una precaria paz interior y espiritual a cambio de su total entrega y obediencia a las rígidas y siempre limitadas normas de la organización religiosa a la que pertenecen. Pero el Padre les ama igualmente.
Esta es la religión en la que vivimos hoy en día, pero llegará el momento, el gran momento, que como dijo este Angel-hombre, llegaremos a la tercera religión, La Religión Verdadera.

Y al escuchar su voz....
Esta vez no vi muchedumbre, ni templos, ni sangre, ni dioses. Y el dijo : 

Esta es la tercera de las religiones, La de la experiencia, los hombres siempre llegan a ella. Es la religión final. La que adoptan todos aquellos que reconocen su paternidad y se entregan a la voluntad del Padre. Esta es la religión verdadera, la de la búsqueda personal de Dios. La religión de la aventura. La religión de la experiencia individual: la mas ardua y difícil. Y cada uno, en solitario, como un jinete de fuego galopara hacia el amanecer espiritual.
“Todos serán uno con el Padre”
El hombre que practica la tercera de las religiones, se identifica con el Cosmos, su Yo espiritual se identifica con la naturaleza. El aventurero de Dios sabe escuchar el murmullo de las mareas y el oleaje. Sabe interpretar la soledad de la noche, comprende la maravillosa grandeza y belleza de la armonía universal. Es uno con el dolor y la alegría de sus semejantes, las dudas ajenas son propias, el no desprecia jamas. Respeta la vida en todas sus formas, y sabe que el forma parte de esa vida. Habla de sus sueños y fabrica sus propios sueños. El universo es El, el que no ha probado aun de la revelación, no comprende el universo. Y en su ciego afán por sobrevivir lucha por doblegar la naturaleza, pero no sabe que es el la naturaleza. Los hombres que aun duermen en la primera y segunda religión, no saben que no se puede atar a la naturaleza".

Anael recuerda siempre esto:
“Aquellos que humillan y despedazan la Creación, serán aplastados por ella” 

Muchas doctrinas predican la salvación del hombre. Pero cuál de ellas lo consigue realmente? Quizás las que prometen salvar al hombre del pecado, asegurando la santidad. Quizás las que prometen salvarnos del sufrimiento procurando al hombre una paz sin fin... Solo existen una religión capaz de salvarnos. Esa religión de la revelación yace en lo mas profundo de nuestro espíritu. Esa es la religión de Jesús de Nazaret. La religión que libera el yo, haciéndonos uno con el universo, esa es la revelación del Hijo de la Promesa Yahshua de Nazaret o Jesús como dulcemente tu le llamas.

Luego... el ser de luz que doblaba y mas mi estatura me señalo otro hombre:

Y un nuevo hombre se adelantó y preguntó:
mira a tu alrededor y dime que ves?


Mire y vi al pueblo de Israel encadenado a su bondad.
Mire y vi al pueblo de Grecia encadenado a su belleza.
Mire y vi a los pueblos de Oriente encadenados a la moral.
Mire y vi a los pueblos de Occidente encadenados al poder.
Mire y vi a los pueblos Africanos encadenados al miedo.


Y el Angel-hombre dijo: cierra los ojos y vuelve a mirar.... dime, ¿que ves?

Y mire y vi a la bondad y a la belleza y a la moral y a la verdad. Y todo era una sola cosa. Eran las huellas de la religión de Yahshua-Jesus. - 

He aquí la religión del servicio:
Escucha, todo ha sido previsto en el eterno presente del padre. No desprecies por tanto a los que aún duermen en la primera y segunda religión.

Mirad a vuestros sabios, filósofos y artistas. Los primeros investigan los hechos y la mayoría concibe a Dios como una fuerza. Están en la verdad?
Mirad a los filósofos. Se inclinan a pensar que Dios es una unidad universal. Esta en la verdad?
Mirad a artistas y creadores. Piensan en Dios como un ideal de belleza. Dios es la suprema estética. Están en la verdad?
Yo te digo Hijo Mio. Todos ellos duermen en la primera o en la segunda religión incluso sin saberlo. Sabios, filósofos y artistas descubrirán un día que en la religión de la revelación, la de la experiencia personal, es el gran banco de la ciencia , de la verdad y del arte. 
Los aventureros de Dios no temen a la ciencia, son insaciables, buscan en ella y descubren maravillas que los hallazgos científicos ratifican y subrayan la presencia de la deidad. Pero la ciencia es una escalera sin fin, cada paso provoca  un nuevo paso, cada explicación mil nuevo hechos inexplicables Cada gota de luz, un universo de oscuridad que espera.

La Religión no es ciencia, aunque cabalgue sobre ella.

Los aventureros de Dios gozan con la verdad, no le temen. 
No temais a los que se creen en posesión absoluta de la verdad, pronto serán derribados del monstruo irracional que eligieron como montura

La verdad esta en el Padre. La verdad espera al final del camino, pero también es el camino.

Un nuevo hombre me salió la paso y dijo:
Yo soy tu mente, tu conciencia mental. Ella apenas comprende a Dios. El pensamiento humano es tan limitado que ni siquiera se comprende a si mismo. No busques ahí lo imposible. La conciencia de Dios esta mas allá. La conciencia mental de los mortales, es como un niño recién nacido: ve, escucha y siente. Pero no pueden asimilar las realidades que lo envuelven.
Esta es tu conciencia del alma. Ella tampoco comprende a Dios, pero lo intuye. El alma humana, como el pensamiento, procede del Padre, pero en las criaturas evolucionarías se hallan vacías. Se llenaran por la experiencia. Se llenaran por el dolor y por la belleza.
El alma humana esta preparada para fundirse con el Padre, pero dejad que camine. No se alcanza la meta en el primer paso. Dios no es solo belleza. Dios no es solo amor, o bondad, o misericordia, o poder, o rectitud, o eternidad. Dios lo es todo
Esta es tu conciencia del espíritu, en ella descansa el don divino que te fue asignado en el momento de tu creación, en ella vive la fracción de Dios. He aquí la parte mas sagrada de tu yo.


Un nuevo hombre se adelantó y dijo:
Dejad de lado las pueriles interpretaciones religiosas sobre la salvación y la condenación. Son los hombres en su torpeza y limitación, quienes se afanan y enseñan en salvar y condenar. Por qué os atormentáis con la idea del fuego eterno, supremo castigo de los que no acatan las leyes eclesiásticas? No levantéis calumnias al amor del Padre. El padre Universal es el supremo Amor. Y el amor no sabe de venganzas. El amor se entrega, el amor espera, el amor no guarda rencor, el amor no castiga ni salva. El amor vela, busca. El amor es la paz. Si vosotros, limitados padres terrenales, no buscáis el mal a vuestros hijos, ni siquiera para los rebeldes o equivocados, por qué maltratáis la imagen del Gran Padre, haciéndolo responsable de lo que ni siquiera es digno del hombre. 

El infierno del que habla vuestra iglesia, esta en aquellos que aun no han descubierto su origen, naturaleza y destino divino

No hay mayor infierno que la ceguera espiritual, ni peor castigo que sentirse huérfano de Dios.

Mirad a los que todavía no se han decidido a buscar a Dios, se debaten en la infelicidad. Nunca poseen lo suficiente. Nunca confían. Todo tiene un precio; incluso el amor. No sonríen hacia fuera, sino hacia su propio egoísmo. Atan y encadenan a sus semejantes con los lazos del interés personal. No saben aun de la generosidad por la generosidad. Jamas hablan de los demás, sino de si mismos. No aceptan la derrota de su yo y, consumidos por la soberbia y el mas negro de los egoísmos, prefieren destrozar a renunciar. Pero a estos también les llegará el gran momento...

Y el último de los hombres-ángeles hablo y dijo:
Tu siempre preguntas por tu nombre, he aquí el misterio impenetrado que solo Dios conoce. Algunos como tu quizás lo conocen, los demás los descubrirán tras el primer sueño de la muerte. Ese nombre celeste - tu verdadero nombre - procede de la sabiduría de Dios. Pedro, Ignacio, Jose... es fruto de la tierra, el que te fue dado en el momento de tu creación divina es nombre y misterio impenetrado, que tu solo desenterraras al otro lado de tu vida encarnada. Y en ese instante, tu nombre brillara en tu frente y la creación te reconocerá. Y tu poder, como tu nombre, te distinguirá allá donde vayas, por eso es tan importante tu NOMBRE y llamar a DIOS por el suyo.

La inmortalidad es nuestro patrimonio. Ni la ciencia, ni la filosofía, ni las religiones os podrán convencer de vuestros destinos divinos. Solo al penetrar en la apasionante búsqueda personal de Dios recibiréis la señal. Y la señal solo es una: abandonarse en los brazos del Padre, ese abandono significa elegir. Pero esa elección es libre y voluntaria. Nada os forzará a ello. Es en el único capitulo de nuestra existencia en el que el Padre se mantiene al margen. Pero El no conoce la impaciencia. Esa elección, es siempre un encuentro obligado, tan cierto como el nacimiento o la muerte. Quizás muchos lo intuyan, ese es el gran momento. Que detengan su caminar y reflexionen sobre su presente y su pasado. Y si la audacia no ha desaparecido de su alma, que elijan. Bastará con asumir su elección de hijos de un Dios, y el milagro se habrá hecho. 

Anael, todo lo que te cuento, estas palabras, no son palabras nuevas, sino viejas. Jesús las estreno en la tierra cuando dijo: "Aquel que hace la voluntad del padre celestial, ese es mi hermano"

y ahora ve.... resuelve en tu corazón todo lo dicho y vuelve a releer las escrituras de Magdala y encontraras mas de lo que crees haber encontrado ya....

Simplemente, le levante agradecí a Dios, y me retire en silencio, el simplemente volvió a su oración, evidentemente, buscaba una respuesta, pero tuvo el tiempo de dejarme encontrar las mías, antes de volver s lo que lo atormentaba y debía resolver....



nnDnn

1 comentario:

  1. Este capitulo creo que es bastante revelador la verdad. Lo he leido dos veces hoy, y en las dos veces ha sido el unico momento del dia en el que ha caido la tipica tormenta de verano castellana, con gota gorda y truenos.... (eso para empezar....jajajaja).

    Lo del hombre que escupe diferentes tipos de serpientes y tal, significa que todo depende unica y exclusivamente de uno mismo, del hombre. verdad??
    (hay dos serpientes de la mentira, o esta confundida una de ellas con la de la necedad?).


    El sueño de la muerte, a que se refiere exactamente? a nuestra muerte terrenal? no lo creo la verdad. ¿Algo relacionado "indirectamente" con la muerte terrenal de un tercero?. Como una especie de premonicion, pero que entiendes una vez ocurrido el suceso??.

    La frase "Y cada uno, en solitario, como un jinete de fuego galopara hacia el amanecer espiritual.
    “Todos serán uno con el Padre”. Es la explicacion del sello templario.

    Respecto a las tres religiones. Estamos en los principios de la tercera, verdad??.....

    ResponderEliminar