Translate

jueves, 19 de septiembre de 2013

HERMANOS DE JESUS


Hermanos de Jesucristo

por A Brain
Jesucristo y su hermano Santiago
Ilustración que muestra a Jesús junto a su hermano Santiago.
Alguna vez en la clase de religión del colegio donde estudiaba tuve la osadía de preguntarle al sacerdote que dictaba el curso si Jesucristo tenía hermanos o hermanas. El padre me dijo que de ninguna manera podría tener hermanos pues María, la madre de Jesús, había sido virgen antes, durante y después del parto. Yo quedé un poco perplejo, pues aún hoy en día me cuesta creer en la virginidad de María, y mientras trataba de entender el concepto, el padre remató diciendo: “dudar de la perpetuidad virginal de María es dudar de toda la fe cristiana”.
Terco como siempre y no dispuesto a ceder tan fácilmente, me pase algunas horas buscando alguna referencia a los hermanos de Jesucristo en los evangelios. Felizmente, encontré varias. Cuando se las mostré al padre, me respondió que el texto no se refería a hermanos de sangre sino a primos o parientes lejanos.  Esa es la posición de la Iglesia Católica sobre el tema. Los textos de los evangelios quieren decir “primos” y no “hermanos”.
En los albores del siglo XXI y con cientos de libros escritos sobre la vida y el mensaje de Jesucristo podemos afirmar una vez más que la Iglesia Católica nos ha ocultado la verdad. Si algo se puede deducir sobre este tema en el Nuevo Testamento, es que Jesús tuvo algunas hermanas y al menos cuatro hermanos de sangre: Santiago, José, Simón y Judas.
Sí, Jesucristo tuvo hermanos y hermanas.
En esta primera parte revisaremos los evangelios que mencionan a los “hermanos” de Jesús en el Nuevo Testamento, y en la segunda parte analizaremos otras fuentes.
El evangelio de Marcos, escrito alrededor del año 70 DC, es el evangelio más antiguo de los canónicos, y desde el inicio nos plantea el tema de los “hermanos” deJesucristo. En el siguiente pasaje, Jesús se encuentra predicando rodeado de sus seguidores cuando alguien le avisa que su familia lo está buscando.
Marcos III, 33-35, Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan.» El les responde: «¿Quién es mi madre y mis hermanos?»Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice: «Estos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.»

jesucristo
“El llamado a los apóstoles”, Domenico Ghirlandao.
Esta secuencia, que también aparece replicada con ligeras modificaciones en los evangelios más tardíos de Mateo (XII, 46-50) y Lucas (VIII, 19-21), solo tiene sentido si quienes buscan a Jesucristo son sus hermanos y hermanas de sangre. Si no fuera así, la afirmación final seria, “Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi primo, mi prima y mi madre”
En Marcos encontramos otro pasaje donde se menciona a los hermanos de Jesús.
Marcos VI, 3, ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros?»
Este mismo pasaje se repite en el evangelio de Mateo.
Mateo XIII, 55-56, ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? Y sus hermanas, ¿no están todas entre nosotros?
Aquí, aunque sutil, existe un detalle que apoya el parentesco sanguíneo. El autor del evangelio de Mateo dividió la primera pregunta del pasaje del evangelio de Marcos ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón?  en dos preguntas ¿No es éste el hijo del carpintero? y¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?
El autor del evangelio de Mateo quien nos ha dejado bien en claro capítulos más atrás que José no es el padre biológico de Jesús, establece una diferencia entre la familia legal y la familia bilógica de Jesús. En la primera pregunta ¿No es éste el hijo del carpintero? menciona a José, el padre putativo o legal de Jesús, y en la segunda ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? menciona a la madre biológica de Jesús. El autor decide poner a los hermanos junto con la madre biológica de Jesús. Si el autor no creyera que son sus “hermanos de sangre”, probablemente los hubiera puesto en la primera parte de la pregunta junto con José.

jesucristo
“La sagrada familia con angeles”, Rembrandt.
En el evangelio de Juan encontramos otra mención a los hermanos de Jesús.
Juan VII, 1-6, Después de esto, Jesús andaba por Galilea, y no podía andar por Judea, porque los judíos buscaban matarle. Pero se acercaba la fiesta judía de las Tiendas. Y le dijeron sus hermanos: «Sal de aquí y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces, pues nadie actúa en secreto cuando quiere ser conocido. Si haces estas cosas, muéstrate almundo.» Es que ni siquiera sus hermanos creían en él.
La frase final de este pasaje tendría mucha menos fuerza si el autor, como sostiene laIglesia Católica, hubiera querido referirse a los “primos” o “parientes lejanos” de Jesús.
En Hechos de los Apóstoles I, versículos del 13 al 14, y en el Evangelio de Juan II, versículo 12, encontramos otras referencias a los “hermanos” de Jesús, que no necesitamos analizar. Léanlas y júzguenlas por si mismos.
Pero, si es tan evidente que los textos del Nuevo Testamento dicen que Jesús tuvo hermanos de sangre ¿de dónde salió la idea que la Iglesia Católica nos ha vendido sobre los primos de Jesucristo?
San Jerónimo, teólogo e historiador cristiano del siglo IV, fue el primer padre de la iglesia en sostener que los hermanos a los que se refieren los textos del Nuevo Testamento eran, en realidad, primos de Jesucristo.
Recordemos que los evangelios canónicos fueron escritos originalmente en griego, y la palabra griega para “hermanos” es adelphos. Según San Jerónimo adelphosrealmente significaba “primos” pues en algunos pasajes del Antiguo Testamentoaparece refiriéndose a primos o sobrinos.
Pero, el erudito alemán Oberlinner estableció que sólo existe un caso en el Antiguo Testamento donde se usa la palabra griega adelphos (hermanos), cuando en realidad el texto se refiere a “primos” y está en el versículo 22 del capitulo 23 del Libro Primero de Crónicas.
San Jerónimo, entonces, no tenia razón. Sin embargo, la Iglesia, una vez más, cerró filas en torno al tema, pues había que defender la “perpetuidad virginal” de María. Es decir que María fue virgen, antes, durante y después del nacimiento de Jesucristo. Y para eso, todo vale. Si no entra por la razón, entrará con el tiempo.
La evidencia que presentan los evangelios es suficiente para considerar que Jesucristo tuvo hermanos de sangre. Sin embargo existen otras fuentes como las cartas de Pablo de Tarso y algunos documentos externos al Nuevo Testamento que pueden ayudarnos a terminar de esclarecer el tema.

Las citas bíblicas las hemos tomado de la New Revised Standard Version Holy Bible with Apocrypha. Oxford University Press, 1989. Para la versión en español hemos usado como base la anterior comparándola con La Biblia De Jerusalén Latinoamericana, Editorial Desclée De Brouwer, 2007. Hemos empleado además, como apoyo en caso de discrepancia, The Word Study Greek-English New Testament with Complete Concordance de Paul R. McReynolds, Tyndale House Publishers, 1999.

Fuentes:
- John P. Meier (1991). A Marginal Jew: Rethinking the Historical Jesus, Volume I: The Roots of the Problem and the Person. Anchor Bible.
- Jeffrey J. Butz (2005). The Brother of Jesus and the Lost Teachings of Christianity. Inner Traditions.
- Robert H. Eisenman. (1998). James the Brother of Jesus: The Key to Unlocking the Secrets of Early Christianity and the Dead Sea Scrolls. Penguin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada